Whaleshares Logo

Cryptofornicador // Capítulo 2

jcrodriguezPosted to Publiclast year7 min read


Fuente de Imagen


Lee el Capítulo 1:

https://whaleshares.io/spanish/@jcrodriguez/cryptofronicador-capitulo-1

Una noche y nada más.

Era el ultimo día de la conferencia de criptomonedas y blockchain en Miami. Me fui al bar del Hotel. Pensaba quedarme una semana mas y unos tragos me relajarían, me tome algunas copas con varias amistades que entable con otros asistentes al evento. Luego de unas horas no s fuimos despidiendo. Hasta qu eme quede yo solo con mi copa de vino. Allí me quede absorto en mis pensamientos. Risas iban, risas venían pero la verdad que me desconecte de mí alrededor que nada había logrado robar mi atención, excepto una hermosa mujer de cabello negro y largo, que exhibía su cuerpo a través de un delicado y elegante vestido del color de su cabellera, apenas entró al lugar robó no solo mi mirada sino la de todos los hombres presentes. ¡Joooder! ¡Qué buena esta! Me dijo mi instinto de cazador.

Inmediatamente, miré si venía acompañada y sorpresa para mí que no, venía sola y esto despertó el depredador que hay en mi. ¿Qué hace una mujer tan espectacular sola en este lugar? Me preguntaba incesantemente. ¡Qué raro! ¿Sera prostituta? ¿Una bendecida? En aquel momento sentí unas enormes ganas de sentarme con ella en su mesa pero no sabía cómo respondería a tal osadía de mi parte así que preferí permanecer sentado un rato más observándola y analizándola. Tenía rasgos latinos, por lo que imagine hablaba español. Si no habla español estoy jodido. Creo que al igual que yo buscaba un lugar para despejar su mente y al parecer lo encontró. Tenemos motivos en común, así que quizás me pueda aprovechar de eso. Me levanté de mi mesa y fui hasta la de ella.

-Goodnight. Do you speak Spanish?

Me observe por unos segundos y con una tono de burla me respondió

-¡Yes!

-Seré algo directo, quisiera invitarle una copa.

-¡No! Gracias, pero no –me corto de inmediato, seguía con su sonrisa de tono burlón- pero si gusta puedes sentarte –me dijo.

Inmediatamente me acomode en su mesa. Ahora me parecía más interesante esa mujer. Me gustan los retos y que no me la pongan tan fácil.

-Desde que te vi llegar no encuentro una explicación razonable para que una mujer tan bella esté en un lugar tan sola.

-En el mundo todo es posible… y algunas cosas no tienen explicación.

Ante aquella respuesta no supe qué decir, tenía razón y además yo buscaba ganarme su confianza en medio de ese contexto nada favorecedor para mí.

-¿Como te llamas?- le pregunte

-Presta atención a lo que te diré- me respondió esta vez muy seria- no eres mi tipo.

-Wow, me cierras la puerta de golpe.

-No eres mi tipo -volvio a repetir, pero esta vez volvió su sonrisa de burla- pero tampoco te estoy cerrando las puertas. . . solo quiero conversar. . . por los momentos. . .

Yo estaba sorprendido, era una mujer muy segura de si misma y notaba que le gustaba llevar el control. ¿Sera prostituta? Esa pregunta todavía revoloteaba por mi mente ¿Cuánto me pensara cobrar? ¿Aceptara Ethereum?
Le seguí el juego, deje que ella llevara el control de la conversación, su nombre era Rebeca, vivía en España pero era de Venezuela. Ella asistió a la conferencia para acompañar a su pareja, pero habían discutido, no me quiso contar mas nada de eso, rápidamente cambio el tema. ¡No era una bendecida! Nos fuimos animando un poco más y terminamos pidiendo una botella de vino… Cuando vimos la hora, ya era las 1 de la madrugada.


Fuente de Imagen

-Dame tu llave de habitación -me dijo Rebeca. Yo quede helado. No sabía si era una broma. Pero tenía que seguirle el juego, le pase la llave. Ella pago la cuenta y se levanto de la mesa. Yo sola la seguí. Entramos al ascensor y todo fue un total silencio.

Sorpresa para mí cuando entramos a la habitación y ella me tomó fuertemente por la espalda, y me dijo al oído:

-No eres mi tipo, así que esto que es por decisión mia. Tu no lograste seducirme nada. Solo necesito que me des placer. . .

Sus manos se deslizaban por mi cuerpo, hasta llegar a mi sexo. Me giró y me besó desenfrenadamente, ella tenía el control de la situación, yo solo me dejaba llevar, era el esclavo de aquella encantadora mujer. Me fue despojando de toda mi ropa y yo, primero recorrí su escultural cuerpo a través de aquel vestido negro que enloqueció mi cabeza cuando hizo su entrada en aquel bar y poco a poco, fui quitándoselo, besando despacio todo su cuerpo y apropiándome de él… Al final, quedamos piel a piel, tocándonos y disfrutándonos. La conexión era tanta que sentía como si la conociera de hace muchos años.

Ella sujeto mis manos con fuerza, las ato con las sabanas, me asuste por un instante. ¿Sera una asesina? ¿Me va a robar? Pero estaba demasiado excitado y me gustaba que llevara las riendas de la situación. Estaba totalmente sumiso. Ella puso su sexo en mi rostro y me pidió que se lo comiera. Mi boca y lengua comenzaron a darle el mayor de los placeres, gritaba y su cuerpo se convulsionaba mientras me bañaba de su fluidos, de su sudor, de su aroma.
De repente me tomo por el cuello y con la otra mano me apretó mis labios. –Eres un perro- me dijo escupiéndome en la cara. ¡Joder! Eso me puso más cachondo. Me enterró las uñas en el pecho y fue recorriendo todo mi cuerpo, rasguñándome. Sentí una extraña sensación de dolor y placer. ¡Me fascinaba! Yo continuaba atado y ella levanto mis piernas y me dio el beso negro más extraordinario de mi vida. Ella seguía comiéndome el culo mientras con una de sus manos me masturbaba. Primera vez que sentía tanto placer en mi vida.

Fueron horas la que pasamos descubriéndonos y sintiéndonos. Tocamos el cielo ciento de veces… ¡Dios mío! ¿Quién era esa mujer tan fenomenal?

Eran las 5 de la mañana. Ella se ducho y vistió.

-Debo irme. - me dijo

-¿Puedo volver a verte? -pregunte

-Lo dudo. . . –respondió con burla- quien sabe. . . eso lo decido yo. . ¡No tu!. . .

Rebeca salió de la habitación sin decir una palabra más. Me quede en la cama recordando los momentos de placer recién vividos en esa habitación. Sintiendo el aroma de esa mujer en las sabanas. Para ser sincero, es la primera vez que me sucede algo así con una desconocida, que me dejara enganchado de esa manera.

Me quede dormido casi todo el día, me despertó el servicio de limpieza del hotel, había olvidado colocar el cartel de no molestar. baje, quería dar un paseo por Miami, no me había dado tiempo de recorrerla.

-Señor Rodriguez – me llamo el de recepción- tiene un mensaje

Tome el sobre ¿Quién demonios me dejaría un mensaje? Lo abrí y había un número telefónico. Sentí su olor en el papel, era de ella, era el aroma de Rebeca.

jcrodriguezlineasteemit.png

#historia #narracion #relato #espanol #castellano #bbcas #letrasmuertas #nadielee #ficcion

Lee, vota | y comparte


Recuerden votar a @Beyondbitcoincas como Witness en https://whaleshares.io/~witnesses y unirte a esta maravillosa comunidad en el servidor de Discord Beyondbitcoincastellano

IMG-20180619-WA0075.jpg

Comments

Sort byOldest