Whaleshares Logo

Distancias

caminantePosted for Everyone to comment on, 8 months ago7 min read

“Estas mis palabras no están en las estrellas, ni al otro lado del mar; están en tú corazón” ₁

“Pues el principio este que te ordeno hoy, no es demasiado confuso para ti, ni está fuera de tu alcance. No está en el cielo, para que digas: ¿quién entre nosotros puede subir al cielo y conseguírnoslo e impartírnoslo, para que lo observemos?” ₁

¡Saludos amigos y amigas de historias y caminos!

Las personas somos seres en la creación únicas para generar conexión y cercanía con otro ser humano y con la “Naturaleza Creadora y sus Principios” Pocas las personas no puedan ejercer la libertad de elección. Elegir la cercanía es un privilegio favorable para dar y recibir. A veces el poder recibir es el que más tenemos que cuidar; recibir un abrazo, una caricia, una ayuda oportuna; también cada semana o cada mes un salario, cada día un plato de comida, el favor de alguien influyente; o como señalan nuestras tres historias, cariño, compañía y orientación.
¿Quién como un hijo pequeño que admira a su padre por su cercanía, podría llenarlo de abrazos y de calor humano?
En las parejas de esposos, siempre va a ver uno que sabe crear riqueza, luz y unidad. El otro debería reconocerlo rápido y mantenerse cerca, apoyando, siguiendo. A veces la falta de astucia para entender principios simples, pero básicos alejan y repelen. Repasemos nuestros versos iniciales, -no es demasiado confuso, dice nuestro Creador y Formador del mundo-
La invitación de estas líneas es de alentarnos a observar, a analizar un principio sencillo, pero básico en la comunicación y convivencia armoniosa: “Mantenerse a una distancia corta y constante de lo que es importante” Vamos a nuestras historias: -1- Al llegar el día de reyes magos en un pueblo europeo, un niño despertó alegre; saltó de su cama en busca, no de los regalos, si no de su padre. Papito querido -dijo- que bueno que estés en casa. ¿Viste el montón de regalos que te trajeron los reyes? -preguntó el asombrado padre- Está bien -contestó el pequeño- pero el mejor regalo es qué tú estés más tiempo con nosotros; no sea que te podamos olvidar…

“Esos besos que se expresan con ademanes y señas; esos, también rompen distancias, sollozos y lágrimas”

-2-

El hombre yacía sentado al lado de ella, el tren llevaba 6 horas de travesía, hacía frío. La pareja había bebido café y también chocolate caliente en el bar de abordo. -El silencio que reinaba en la pareja era más frío que aquel invierno- El tren paro en una estación brevemente; Gaby abrió la cortina en la amplia ventana de primera clase, su recamara de viaje era lujosa y privada. Tomar un poco de sol viene bien, quizás pensó; de repente sus ojos se fijaron en un joven que pintaba a mano alzada -al carboncillo- el rostro de algún vanidoso. El artista alzó la mirada del folio; espera, dame unos segundos le dijo a su modelo; sus ojos hicieron contacto con los de la bella dama; el tren no paraba de pitar y anunciar los pasajeros para destinos norteños. Ella a través del cristal levanto la mano e hizo un suave movimiento con sus dedos; el artista dejó caer el carboncillo, dio un beso al hueco de su mano derecha y luego con un sopló lo envió a la dama; ella hizo el ademán de cogerlo y ponerlo en su corazón, le sonrió con un guiño de ojo; el corazón del artista dejó caer una lágrima, y en cuestión de segundos, ella temblaba no controlaba la emoción. Breves instantes ocuparon estos improvisados coqueteos. El esposo que llevaba días distante de ella, observo esas trágicas señales de muerte, de lo que un día fuera su matrimonio.

Vi todo -le dijo a Gaby- ella guardó silencio hasta cuando faltaban pocos minutos para llegar a la última estación. El altoparlante daba instrucciones de como descender y reclamar equipajes; La mujer rompió el silencio, lo miro de frente y dijo:
Llevas semanas y meses alejado de mí, aunque hemos estado en un mismo espacio muchas horas, “en pocos segundos un extraño conecto con mi tristeza, me robo una sonrisa y un salto de corazón”

He resuelto lo siguiente: al llegar al hotel estaremos en habitaciones separadas, mañana firmaré los documentos de las propiedades de esta ciudad, no quedarás estas incluido. Regresaré sola a casa e inicio los trámites de divorcio, recogeré sus pertenencias y las haré llegar al apartamento privado que tienes oculto de mí. Ah, quiero que quede claro: “Su falta de interés en mí, y sus miserias de cariño y tiempo, fue la más larga y agotadora distancia en lo que un día fuera tu prioridad “Gaby tu amada”
Era tarde cuando llegaron al hotel. Una vez instalados en habitaciones separadas, el hombre salió a caminar, le llovió; no había reflexionado en su comportamiento hacía Gaby, su amada esposa de otros tiempos, “sus miserias de cariño y tiempo, fue la más agotadora distancia” -recordó- era tarde para aclarar nada, estaba al descubierto -lloró-, debía buscar un empleo- Gaby siempre fue la dueña de las acciones de las empresas.

¡Oh Cielos, que inconsciente fui!

“El Creador está cerca de todos los que lo llaman, de todos los que lo invocan con sinceridad” ₃

-3- En ciertos poblados costeros aún se mantiene la costumbre de ir a la playa a comprar el pescado directo de los pescadores recién llegados de mar adentro.
Cierta mañana no regreso Jeremías, él acostumbraba a salir sólo debido al poco espacio de su pequeña lancha.

Llego el medio día y las alertas se encendieron, pues los pronósticos meteorológicos avisaban marea alta y fuertes brisas. La capitanía de puerto no autorizó la salida de ninguna embarcación; tampoco se comprometieron a salir en búsqueda de aquel pescador hasta que cambiará la brisa.
Mientras tanto Jeremías había echado anclas en un pequeño islote no habitado, necesitaba revisar los filtros de su motor fuera de borda que estaban apagando el motor. Pasaron varias horas hasta cuando el motor quedo a punto. Miro el horizonte y dijo: ¡Señor de los Cielos, cuántas horas pasaron, tengo hambre!, además se avecina una virazón₂, sacaré la lancha a la arena, haré fuego para comer y pasar la noche, no debo volver a la mar -observaré estaré atento a las señales-
Jeremías logró improvisar una cueva entre las piedras y durmió plácidamente. Al amanecer tuvo visiones de los Cielos de cambiar el rumbo para hallar un abundante banco de peces₃. Al despertar miro el horizonte aún no aclaraba, las brasas aún tenían calor y rápido las alimento para calentar café y algo de comer. Luego de quedar saciado, espero que la brisa y las gaviotas le dieran el pronóstico. Camino la playa, logró atrapar algunos peces pequeños, pero suficientes para alimentarse otra vez y partir sobre las 3 de la tarde.

Siguiendo las visiones y confiando en las señales, luego de las 12 del amanecer el banco de peces pico la carnada, tomó los peces más apetecidos por los compradores; una cantidad prudente.

Organizo lo mejor que pudo las neveras de abordó y siguió el rumbo a su pueblo. Regreso con más de 36 horas de retraso, según la costumbre de la pesca local. Ya había pasado el peligro según la capitanía de puerto; su esposa, sus hijos, familiares y amigos lo daban por perdido. Cuál fue la sorpresa de toda la comunidad al verlo llegar cargado con pesca para todos, pues llevaban dos jornadas sin comprar pescado. El capitán de puerto le preguntó: ¿qué rayos te pasó? …Y llegas como si nada hubiera pasado…
Oh, lamento y agradezco vuestra preocupación; pero el motor se me estaba apagando. “Oré a mi Señor de los Cielos y en visiones él me indico cómo mantenerme a salvo, cuando volver a zarpar, donde recoger mis peces” Me mantuve cerca, alerta de sus indicaciones y principios; aquí estoy entregando peces para todos,
¡Halleluyah!

*Notas:
-1- Devarim- Deuteronomio 30, 11-12
-2-Virazón: cambio de condiciones de las aguas y la brisa marina.
-3-Salmo 145:18

Sign Up to join this conversation, or to start a topic of your own.
Your opinion is celebrated and welcomed, not banned or censored!