Whaleshares Logo

Amores y Voluntades

caminantePosted for Everyone to comment on, 7 months ago12 min read

“Observa según su voluntad, actúa, hazla como si sólo fuese tuya” ₁

¡Saludos amigos y amigas de historias y caminos!
Los niños y niñas que nacen enseñables, siempre van a querer emular a su mentor, a sus padres; por eso es importante sentarles las bases de observancia a conceptos sencillos.
Las enseñanzas sagradas dicen que debemos observarlas, luego aprenderlas para vivir de acuerdo a esa voluntad manifiesta por los sabios observadores de la naturaleza humana y sus múltiples facetas de comportamiento.
En el presente compartir veremos dos historias donde seguir una voluntad acordada es clave de éxito.
Comencemos…

En un estudio de casos de los vendedores, se cuenta que un joven aprendiz llego a un almacén de variedades en la costa pidiendo una oportunidad de trabajo.
¿Ha trabajado en ventas?
-Fue la pregunta rápida del gerente de departamento-
Algo sé del asunto, -contesto el aprendiz-
Está bien, ven mañana -dijo el gerente- haremos una jornada de prueba.
Ah, ten presente: ¡si no vendes, no cobras!
Luego de unas horas razonables cara al público; el joven fue llamado a la oficina del gerente.
¿Cuántas ventas hiciste?
Una, señor -fue la respuesta del vendedor-
Oh, muy poco -se quejó el jefe- ¿y de cuánto fue?
Sólo de US 75.000 dólares, -contesto el nuevo vendedor-
Oh, esta vez puso cara de asombro el gerente, ¿y acaso que vendiste?

Inicié vendiendo un anzuelo a un caballero tranquilo, luego la caja completa; él concluyó que la caña debía ser de buena calidad, y agregó una al carrito. Hice otra pregunta de adonde iría a pescar, -él dijo que al gran lago- Observé el pronóstico del tiempo satelital y le dije que iba a ver turbulencia debido a los vientos cruzados; razón por la cuál debía tener una buena canoa, con un motor fuera de borda de buenos caballos de fuerza. Le sugerí algunos combos de la tienda y decidió comprar canoa y motor juntos. Oh, -me dijo- mi auto es muy pequeño, talvez no hale el tráiler de la canoa y el motor. Ven -le dije- déjeme enseñarle nuestros pick up 4X4. Quedó fascinado con la anaranjada que yacía en el rincón de la sala. Pasadas unas horas, luego de encender y caminar la pick up y aprender a enganchar el tráiler, fuimos a una oficina improvisada, pues no tengo una; y feliz escribió un cheque por US 75.000.

El jefe desconcertado dice: -el personaje vino a comprar un simple anzuelo-, y ¿usted le vendió no solo una caja, sino la caña, el bote con motor y la pick up para jalarlas?
-No señor, -corrigió el vendedor- el caballero vino preguntando donde comprar tampones, o toallas intimas para la esposa. Luego de escucharlo le dije: “Amigo se le arruinó el fin de semana romántico” ¿Qué tal si se más bien se va de pesca?
Querido lector o lectora, el arte de la venta se trata de ayudar a encontrar una solución a un cliente necesitado; si no hay una necesidad, la habilidad del vendedor entrenado es crearle una, ojalá acompañada de una experiencia fascinante/sexi.

Escuche decir que un niño de origen oriental quedó fascinado cuando le regalaron folios-hojas blancas y varios lápices -aunque usados- él feliz los cuidaba; sus padres le llegaron a decir que eso de estar haciendo dibujos al carboncillo no lo llevaría a una profesión importante y bien remunerada; sin embargo, el abuelo una tarde lo llevo a caminar y le dijo: “ten presente lo siguiente: conviértete en experto en algún tipo de dibujo, rostros de personas -por ejemplo- haz los miles que sean necesarios para que entrenes y sincronices tú mente y los dedos, porque con uno solo de ellos -en un instante- cambiaras tu destino en esta tierra y los cielos te aplaudirán y bendecirán.
Pasaron los años y aquel joven cada cierto tiempo perfeccionaba el arte de retratar rostros humanos, casi perfectos -los clientes en las calles le decían: por favor, omite esa cicatriz o esa mancha-
Los fines de semana y en primavera-verano viajaba unos kilómetros a una población muy comercial. Luego de sus compras y diligencias, las personas que él intuía que eran prósperas y generosas, las atraía con caricaturas y diseños de rostros de familiares que le servían de modelo; les decía: los invito a una rápida aventura de llevarse a casa un retrato casi idéntico y además original de su rostro; por el precio que dicté su corazón.
La novedad junto a la curiosidad de las gentes llevó al joven a ser reconocido y buscado, cuando las personas no podían estar presentes, le entregaban una fotografía -de esas a blanco y negro de la época- para que la restaurará, la mejorara y también la exagerara para mejor. Pasaron los años y aquel joven no sentía atracción por ninguna joven a su alrededor, ¿será que no gusta de las mujeres? Debe ser asexual, -murmuraban-
La bendición esperada, ₂ llegaría en un agitado verano cuando no paraba de hacer trazos con sus especiales carboncillos; la profesión le permitía mantenerse dignamente y ayudar en casa. Cierta tarde, él observó que una joven hermosa y rubia -quizás de Europa del norte- pasó varias veces por su lado, y con el rabillo del ojo analizaba el dibujo que trazaba. Al final de la tarde, él paró y fue directamente a ella esperaba paciente en una silla de aquel parque central. ¡Bella dama! -le dijo- he estado ocupado y no pude atenderla, discúlpeme por favor; permíteme dibujarla, no tendrá cobro.
Ahora no, mañana iré a la universidad. -Contestó la bella rubia- si puedes vendré temprano. Está bien, estaré esperando -contesto el joven- ¿Harías eso por mí? -dijo la joven extranjera- ¡Es un honor contesto el artista! A las 8 am, estaré en este mismo lugar -expreso el artista- ¡Trato hecho, respondió la joven!

Las horas de aquella noche fueron eternas para los jóvenes; ambos despertaron la voluntad de compartir el mismo espacio, y volver a verse.

Llegada la mañana, en menos de una hora la joven quedó impresionada -jamás llego a pensar, que ese, su rostro fuera más que perfecto. Ven -dijo la rubia- comamos juntos estas frutas de mi tierra, te agradarán. Volando pasaron dos horas, el joven pintor se disculpó; debía abandonar el aíre de amores que creara la pareja, hablando sin cesar el uno y el otro para conocerse. Oh, debo presentar un parcial en una de las clases de la universidad.
Está bien, aquí te espero mañana -dijo la rubia- traeré la fotografía de mis padres -esa, si la cobrarás- No hace falta, -expresó el pintor- con que solo pueda oler su aroma me basta, ¡Oh, disculpe señorita mi imprudencia! ¡Eres correspondido!, de inmediato estampó un beso en la mejilla, cerrando el acuerdo.
Pasaban los días, siempre encontrando un motivo para estar juntos, dialogaban, compartían sus historias, comían juntos. A la semana siguiente, la chica extranjera sollozando dijo que pronto se tenía que devolver a su país, pues se acababan las clases. Se miraron tiernamente y en un cálido abrazo declararon al unísono que se gustaban, y un nervioso beso selló el naciente romance. El joven pidió a su enamorada que lo acompañara a casa, pues debía presentarla a sus padres. Cuenta con ello, eso me agrada, -respondió la joven-

La madre del artista quedó asombrada, expreso que si ella tenía que volver a su tierra, ese romance no prosperaría; además el tono de piel y algunas costumbres eran opuestas; deberás conocer nuestros principios éticos y morales, observarlos y luego aceptarlos.
Señora madre, -expreso la joven- hemos dialogado con su hijo de una posible ceremonia de matrimonio, según sus normas y tradiciones, -las acepto- así cuando regrese a mi casa, diré a mis padres que me he casado, y seré libre de iniciar una vida con él.

Quedaban pocas semanas para terminar la universidad. Los jóvenes iniciaron a asistir a una breve preparación sobre las responsabilidades y deberes de los esposos y compañeros. Y llegado el día unieron sus amores y sus voluntades de estar juntos de acuerdo a normas y principios sagrados de aquella cultura. Una cena privada y familiar sirvió de enlace a la nueva hija, -quién junto a su esposo recibió la bendición de los padres de él-
Cuando vayas a mi país, allí haremos otra ceremonia por respeto a mis raíces y a mis padres, -expreso la joven- el joven estuvo de acuerdo. Los pocos ahorros del joven artista se esfumaron; pagó algunas semanas en un hotel local - esos de tres estrellas- para iniciar su vida marital en privacidad. La joven esposa llegado el día, salió de aquella región, observando un permiso de estadía por ser estudiante de intercambio. El joven artista, prometió reunir un dinero en algunos meses, e ir en búsqueda de ella. A la semana de regreso a su país, ella escribió que estaba triste por la separación; argumentó que sus padres a regañadientes aceptaron ese paso tan radical e inesperado de los jóvenes; adjuntó los documentos que él debía llevar para poder casarse y vivir allí con ella. En una mañana al inició de sus encuentros, él expresó su voluntad desde niño de vivir en Europa. Una fría tarde, el joven les comentó a sus padres la tristeza de ambos; ¡Oh, si tuviera algo de dinero partiría de inmediato! -dijo- Recordó a un amigo de la universidad que le ofreció en venta una bicicleta. El padre le dijo: -Hijo, ya no eres de aquí, tu corazón está con ella- “ve al encuentro de tu tesoro” En casa te prestamos nuestras reservas, US 500 dólares; -los debes usar sólo para emergencias- ve, haz unas cuantas fotos, reúne lo de la bicicleta, y haz camino hacia ella. Deberás aprender a vivir a diario, harás dibujos en cada pueblo o ciudad que llegues, mantén una carpeta de muestrario con trazos tuyos. Una nueva energía espiritual se apoderó del artista; llegó a la plaza principal de su pueblo con ojos nuevos, una visión esperanzadora invadió su corazón.

Inicio a crear una carpeta de muestreo; al poco tiempo se presentó una familia de 5; el hombre tenía un pectoral con piedras, reconoció varios zafiros de diversas gamas y colores;
-son señales, dijo su corazón, debe ser sacerdote-
Joven, expresó el señor: nos agradará tener un retrato de familia.
¿En cuánto tiempo puedes hacer uno?
-Dos horas, contestó el artista-
Está bien, luego la reproducirás por 4, para tener 5; le recompensaré generosamente, tú arte tiene fama en la región.
Pasada una hora…
Tengo el bosquejo general, - expresó el artista-
Necesito la quietud de cada uno por diez minutos, los demás pueden irse y regresar uno por uno; mañana tendrás los 5 retratos.
-Trato hecho, dijo el cabeza de familia-
Luego de un par de horas, terminó con la foto base. Aquel caballero, puso US 100 en manos del artista; es la mitad de tu labor, mañana en la tarde vengo por todas, ¡hasta pronto!
Esa tarde en la universidad, hicieron negocio con el amigo, luego de compartir un tea helado, el compañero le dijo que la bicicleta era mountain bike; a mitad de precio te la dejo: dame US 100, pasado un mes iré a casa de tus padres por otros 100, ¿de acuerdo?
-Trato hecho- y un abrazo se cerró aquel acuerdo.
Se despidió también de sus profesores, pidiendo el favor de entregar el diploma, -cuando estuviera listo- a su padre para ser enviado a su futuro domicilio.

En tres días, luego del dialogo con su padre, estuvo listo para partir; pidió la bendición de mamá y papá. Pedaleaba hasta el pueblo o ciudad más próximo; unos días eran 6 horas, otros hasta de 10. Allí armaba su trípode e iniciaba a pintar lo que le parecía más destacado en la plaza. Así llamó la atención de muchos nuevos clientes. Recibía la generosidad de sus modelos, cada cliente valoraba su trabajo, él no tenía precios. Pagaba la pensión para dormir y ducharse, y a la vez se alimentaba saludablemente.

Escribía a su amada, cada tres días y cada semana ponía una carta al correo.
10 semanas, duró su travesía. No fueron necesarios los dólares familiares de préstamo.
La bici se le descompuso varias veces, pagó los ajustes del momento, las gomas tuvieron que reemplazarlas dos veces. Sólo un par de días no pudo pedalear, debido a un resfriado.
Los padres de la joven europea, estaban descontentos con la decisión de su hija, pero al escuchar las cartas que él escribía a su esposa; de odiarlo, pasaron a aceptarlo. Observando la actitud de ambos, no les quedó más que unirse a su voluntad de estar juntos.
Hija -le dijo mamá una mañana- busca un departamento, allí vivirás con él, nosotros te respaldamos con la fianza, la renta págala con tus ahorros, busca un trabajo de medio tiempo; es mejor y saludable que estén separados de tu casa familiar.

La joven en pocos días encontró un trabajo, aceptó ser recepcionista y acomodadora en un prestigioso restaurante local, 5 horas en la tarde-noche.
El universo y los cielos, iban ayudando a los jóvenes; ella recitaba ciertos salmos-plegarias, pidiendo guía y protección. Él siempre supo que una luz especial le acompañaba y daba energía vital, -agradecía todo lo recibido y lo por venir-

Una vez llegó el artista, se quedó un par de días en una pensión, -hasta que no se casen aquí, no estarán juntos, fue el deseo del padre. Organizó todo lo necesario para una boda civil en un juzgado; luego les invito a un restaurante para brindar y bendecir a la naciente familia; pues ya estaban embarazados.
Pasadas unas cuantas semanas, una tarde de domingo mientras retrataba un rostro en un parque central; se le acercó un señor mayor y le dijo: ¡Felicitaciones por su arte joven! ¿Aceptas restaurar y reconstruir obras de historia para la nación? Es un honor caballero -respondió el artista- ¡Quedas contratado por el gobierno, preséntese mañana en la sede central!

Notas:
-1- En unidad con el deseo de la Luz -Divinidad- Creadora
“Haz su voluntad como si fuese tu voluntad” -Proverbio hebreo-
-2-Bendición: según tradiciones espirituales y algunas religiosas, quiere decir una asistencia de los cielos- una protección o provisión Divina de la Luz Celestial; necesaria, puede manifestarse en abundancia.

Sign Up to join this conversation, or to start a topic of your own.
Your opinion is celebrated and welcomed, not banned or censored!